Aguas florales: Elixires y Brumas

Cuando «busco» un aroma en particular para crear un perfume, mas allá del olfato, me entrego a la intuición. La sutil percepción que recibo de la flor, las hojas, cortezas, semillas, frutos, cáscaras, raíces… El rumor del agua, el calor del fuego, el olor de la tierra, los mensajes del aire. La piel. Me entrego a soñar… A veces sueño despierta, otras sueño dormida. Y entre sueño y sueño, la magia aparece. Lo que toma forma en mi nariz se vuelven sensaciones. Guiada por el corazón, tomo mis pianos de Aceites Esenciales y evoco, invoco, llamo. Y a esta llamada acuden las ninfas, las hadas, las musas y sus magias… Y cantan susurrando antiguos designios, mientras yo hechizada instilo, macero y canto… Y de este cantar nacen ELIXIRES y BRUMAS. Colonias naturales.

¿Qué son estos ELIXIRES y BRUMAS?

Son Aguas Alquímicas Perfumadas. Combinaciones sinérgicas de Aceites Esenciales puros, Aguas vivas e Hidrolatos naturales. Tinturas botánicas. Conceptos misteriosos y mucho amor. Exaltadas alquímicamente siguiendo métodos espagíricos para potenciar al máximo sus beneficiosas propiedades. Nos ayudan a resonar con la fuerza y energía de los Arquetipos (fuerzas anímicas, etéricas y no materiales) latentes en todas nosotras.

“Después de todo, las cosas terrenas subsisten gracias a la hermosura absoluta que contienen dentro de su condición natural. Por la materia podemos elevarnos hasta los arquetipos inmateriales”
(Dionisio Areopagita)

DÉJATE GUIAR POR TU INTUICIÓN

Colonia: Elixir de noche

El Misterio

Agua de colonia Doncella

La Inocencia

Agua de Colonia Rubí

La Entrega

Colonia: Elixir de Sueños

La Ensoñación