Aguas florales

Elaborar un aroma concreto para crear un perfume requiere más allá de un buen olfato, una correcta percepción del mensaje que transmite la flor, las hojas, cortezas, semillas, raíces (se dice que las plantas y árboles aromáticos son plantas evolucionadas). Cada parte de la planta o árbol esconde un antiguo lenguaje, una sabiduría. Descubrir la sinfonía que encierra esta información es acceder a un mundo completamente sensorial. Las sensaciones y las emociones que provocan es desde donde el cuerpo y la mente se entregan a la sabiduría del perfume. Y el perfume a ti.

Desde este lenguaje os traigo la gama: Aguas Florales Alquímicas Femeninas.

¿Que son las Aguas Florales Alquímicas?

Son Aguas frescas de colonia. Combinaciones sinérgicas de Aceites Esenciales puros, Aguas vivas e Hidrolatos naturales. Exaltadas alquímicamente siguiendo métodos espagíricos para potenciar al máximo sus beneficiosas propiedades.

¿A que sirven y como nos benefician?

Nos “sirven” a través de la información vital que contienen. Nos ayudan a resonar con la fuerza de los Arquetipos (fuerzas anímicas, etéricas y no materiales) despiertos y latentes en todas nosotras. Cuando la armonía gobierna estas fuerzas, la inteligencia de la naturaleza fluye espontáneamente a través de las células de nuestro cuerpo. Los Aceites Esenciales son conductores de esta energía y despliegan su efecto curativo y armonizador en nuestro cuerpo, mente y alma. Despertando en nosotras memorias antiguas y presentes que deben ser “alquimizadas” e integradas para alcanzar bienestar, equilibrio y vitalidad interior. Transmutar el dolor y el sufrimiento heredados del miedo y de la incorrecta interpretación que las mujeres hemos hecho de nosotras mismas. Recuperar la fuerza y la libertad interior. Despertar los dones de nuestra mujer salvaje y expandir su perfume igual que una flor.

Estas Aguas Florales Alquímicas nos ayudan a transmutar estos procesos de alquimia interior.

“Después de todo, las cosas terrenas subsisten gracias a la hermosura absoluta que contienen dentro de su condición natural. Por la materia podemos elevarnos hasta los arquetipos inmateriales”
(Dionisio Areopagita)

Nos conectan con las fuerzas internas que a través de nuestros actos, nuestros sentimientos, nuestro ciclo hormonal y menstrual se expresan. La mujer tiene especial conexión con el Ciclo Lunar, que simbólicamente representa las fases de nuestra vida y biológicamente determina los ciclos que rige nuestro cuerpo. El ciclo de vida-muerte-vida. La Luna es la llave secreta que abre las  puertas del inconsciente y del misterio. Es el sexto sentido de la mujer, que le otorga una magia especial. A través de ella se accede al mundo inconsciente, a la parte oscura de la psique para completar su formación. La Diosa Luna expresa el principio femenino materno y esta ligada a las funciones femeninas en general. Tiene un carácter universal y pertenece al matriarcado. No es la esposa ni el duplicado de un dios masculino, sino la deidad madre.

DÉJATE GUIAR POR TU INTUICIÓN

Agua Floral de la Dama Hechicera

Luna Menguante y Luna Nueva. Transformación.

Agua Floral de la Blanca Doncella

Luna Creciente. Florecer.

Agua Floral Corazón de Rubí

Luna Llena. Madurez. Re-encuentro.

Agua Floral de las Hadas

Fantasía y Magia