Oleatos de flores

En los meses de verano, sobre todo junio y julio la Lavanda está lista para ser recogida. Con ella podemos elaborar una gran variedad de productos de uso cosmético y terapéutico.

Hoy estoy elaborando OLEATO DE LAVANDA. Un preparado de flores de Lavanda maceradas en aceite de oliva extra virgen (arbequina).

Para asegurarnos que la esencia está presente en las sumidades florales debemos seguir unas normas básicas antes de recolectarlas. Y siempre lo haremos con una actitud amorosa y de agradecimiento.

  • La mejor hora suele ser antes del mediodía y a última hora de la tarde.
  • Las flores deben estar un 30% abiertas, un 30% a medio abrir y un 30% cerradas.
  • Recogerlas cuando la Luna se encuentra en un signo de Fuego (aries, leo, sagitario).
  • En días soleados y secos.

Una vez recogidas, a mi en particular, me gusta desgranar las flores sobre el aceite extra virgen. Es un momento muy mágico, de conexión con la naturaleza y su poder. Al terminar de desgranar, cierro el recipiente y lo dejo macerar durante 1 luna completa. Podéis dejarlas las noches de luna llena a la luz de la luna. Pasado este tiempo las filtro y envaso el aceite, que adquiere un olor muy profundo a Lavanda.

Entre sus muchas propiedades las más destacadas son:

  • Gran hidratante de la piel.
  • Cicatrizante.
  • Borra las rozaduras.
  • Calma el dolor muscular y articular.
  • Emoliente en caso de durezas.
  • Desinfectante sobre quemaduras.

Últimas publicaciones

Regalos para despedir YULE

Publicada: 3 enero 2021

Fin de Ciclo. AÑO NUEVO

Publicada: 31 diciembre 2020

YULE. Solsticio de Invierno

Publicada: 21 diciembre 2020