Aromaterapia Alquímica

¿Como definir este concepto, este método y esta filosofía de vida? Que cambia constantemente, y con cada cambio ofrece siempre algo nuevo y diferente. La Aromaterapia Alquímica es una filosofía de vida más que un concepto o una definición. Las definiciones en general encierran un concepto y se entregan a él. Podríamos pues decir que es una doctrina en constante cambio y evolución.

Definiciones de Aromaterapia:

  • “Método curativo de algunas enfermedades que se fundamenta en los efectos producidos por los aromas en el organismo”. Aquí me llama la atención “método curativo”, ya que implica un procedimiento, seguir un orden para obtener remedio a una dolencia, síntoma o enfermedad. Sin embargo es mucho, mucho más.
  • “El arte de utilizar los Aceites Esenciales para recuperar la salud, belleza y bienestar”. Y estoy completamente de acuerdo. Es todo un arte. Un arte que se “aplica” con el pincel de nuestro corazón. Para entender e integrar este concepto, la intuición debe ser nuestra directora de orquesta, su sabiduría nos guía a entrar en la más sublime de todas las sintonías. La belleza y el amor de la madre NATURALEZA.
  • “La ciencia que estudia las propiedades de los Aceites Esenciales” (poco investigada aún).

En Aromaterapia, es importante sentir de forma holística la vida y el carácter de todas las cosas y seres. Es una Medicina alquímica y natural que relaciona a tod@s los seres human@s en el plano físico, mental y espiritual. Y su relación con el entorno y su propia naturaleza.

Es pues una Terapia Sublime que integra: la salud de la piel, la salud del cuerpo físico, la salud del cuerpo energético, la salud y equilibrio de las emociones y la salud de la mente. La Terapia alquímica con Aceites Esenciales además es una práctica hedonista. Hedonista en el sentido de una teoría ética donde el placer es el gran protagonista. No solo el placer físico y sensorial, por la relación que establecemos con el aroma y las sensaciones, sino el placer espiritual y superior. Los Aceites Esenciales nos impulsan a coger nuestro poder y ser l@s directores de nuestra vida.

¿QUE NOS APORTA LA ALQUIMIA EN AROMATERAPIA?

Dice El Kybalión: “La mente, así como todos los metales y demás elementos, pueden ser transmutados, de estado en estado, de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración a vibración. La verdadera transmutación hermética es una práctica, un método, un arte mental”

Zósimo el griego fue unos de los primeros alquimistas de los que se tiene constancia. Los árabes dieron a la actividad de Zósimo el nombre de “Al-Kimiya”. Al-Kimiya consistió en la búsqueda de la sustancia vital, la piedra filosofal o poción mágica (en árabe Al-Iksir, llegó hasta nosotros como elixir). Los alquimistas medievales trataron de hallar este elixir omnipresente en la tierra, los metales, las plantas y los animales. Es la búsqueda de la fuerza curalotodo capaz de transformar la enfermedad en salud, la muerte en vida y los metales básicos en oro eterno. Este es el origen de nuestra palabra Alquimia. Su significado se asocia a la transmutación, a lo que cambia de estado. Y se consigue después de haber pasado diferentes estadios de transformación. Mover, agitar, entregar, drenar emociones y recuerdos para desintoxicarse, liberarse y sanar, y al fin quedar en calma y serenidad.

La Alquimia interior despierta nuestra consciencia y descubre nuestra verdad interior. El viaje alquímico nos permite aprender a través de las experiencias personales de nuestra vida y el entorno. Y nos enseña a: Depurar, limpiar y corregir aquellos patrones de conducta y comportamiento que nos impiden llegar a descubrir nuestro máximo potencial. Logrando aumentar nuestra creatividad y nuestra energía. Vivir con autoestima, irradiar nuestra belleza para vivir el momento presente con alegría y vitalidad.

El proceso vital, la vida, genera residuos. Acumulamos residuos biológicos y emocionales que se cristalizan en nuestras células. Una crisis requiere de un buen detox cuyo resultado final es una transformación, una transmutación. Soltar, dejar ir, vaciarse, eliminar para iluminar y trascender. Hacer una puesta a punto de todos los órganos, sistemas y centros de energía. Destilar miedo, culpa, dolor, tristeza, frustración, falta de confianza y la sensación de obligación. Destilar con el propósito de llegar a nuestra esencia, a nuestro Corazón. Adquirir virtud de corazón y honra celular.

En la Doctrina Alquímica los Aceites Esenciales son el ALMA de las plantas, la luz encarnada. La vibración de estas maravillosas sustancias es tan elevada y pura que afecta, purifica y re-equilibra. La transformación del cuerpo y el alma es posible a través de los Aceites Esenciales. Es la Alquimia moderna. Las sinergias de Aceites esenciales alquímicos son las llaves con las que iniciar el detox alquímico (destilar todas las emociones densas, oscuras y pesadas que la combustión del des-encuentro generó).

HERRAMIENTAS DE AROMATERAPIA:

Para aplicar y trabajar con Aromaterapia necesitamos tener conocimiento científico y conocimiento empírico sobre lo que denomino Herramientas de Aromaterapia. Y un profundo amor y respeto por todo lo que nos ofrece el gran laboratorio alquímico de la Naturaleza. Estas herramientas son:

  • Aceites Esenciales y Esencias. Absolutos de flores. Gomo-resinas.
  • Aceites vegetales. Macerados o instilaciones.
  • Tinturas alquímicas.
  • Hidrolatos o aguas florales.
  • Péndulo, moxas, cuarzos. Estos son opcionales.

En el apartado PUBLICACIONES iré ampliando información sobre estas herramientas.

La Terapia Alquímica con Aceites Esenciales sostiene que el fin último y único de una persona es vivir la vida con plenitud. En libertad personal desde el gozo y el placer.

Últimas publicaciones

Regalos para despedir YULE

Publicada: 3 enero 2021

Fin de Ciclo. AÑO NUEVO

Publicada: 31 diciembre 2020

YULE. Solsticio de Invierno

Publicada: 21 diciembre 2020